sábado, 14 de octubre de 2017

Camareras de piso

Todos hemos oído hablar de ellas, pero de ellas nadie habla.


Esas que sin conocerte de nada, incluso sin haberte visto nunca, recogen tus cosas del suelo y te limpian el WC.
Mujeres que trabajan para que tú llegues a tu hotel y esté todo como esperabas y has pagado.
Lo que pagas por dormir una noche, es lo que ganan ellas trabajando 10 días 8 horas. Sin parar.
El cenicero que te dejas lleno, ellas lo tienen que tirar. Las botellas de plástico o cerveza que tú dejas por todos lados, ellas las tienen que recoger. Los envoltorios de chocolatinas por los suelos, o toallitas desmaquillantes en el baño, también tienen que limpiarlo ellas.
Y no las conoces de nada.

Yo soy de esas personas que somos más ordenadas y limpias en los hoteles que en nuestras propias casas. Jamás, y digo jamás, he salido de una habitación de hotel habiendo dejado absolutamente nada fuera de su sitio. Podría creerse que en esa habitación no ha habido nadie, si no fuera porque la cama está deshecha. Porque oye, yo en mi casa no hago la cama jamás. Y digo jamás. No iba a hacerla en un hotel. Y no por nada, sino porque si un simple edredón de plumas, se pasa el día tal y como amaneció, esas 300 sábanas remetidas de las camas de los hoteles, sería peor a que desapareciese el cacao maravillao de la faz de la tierra. Puff calla.


Y lo que ya todos hemos pensado. Esas camas de después de mucho amor (por no llamarle sexo), esas camas a las que una menstruación traicionera ha teñido de sangre, esas en las que un bebé vomitó. O un borracho cagó. Qué asco. 

Sin olvidar esos carros que pesan más de 100 kilos, y tienen que acarrear a lo largo de 15 km todos los días.

Eso no debe estar pagado con nada. No creo que haya trabajo más duro y asqueroso en el mundo. Rodeada de lujos, de gente que gasta en 12 horas lo que tú ganas en 80. Y encima les tienes que sonreír. Y limpiarles la mierda. Debe ser muy satisfactorio emocionalmente y muy revelador espiritualmente. La ostia.


Y es que, aunque quiero suponer que el 80% de la gente que va a los hoteles es civilizada y no deja sus mierdas esparcidas, en el 20% restante caben muchos guarros. 
Estás heroínas se enfrentan cada día a 50 habitaciones sorpresa, unas no tienen nada dentro, y otras lo tienen todo por los suelos.
Pero tienen 15 minutos para dejarla como recién estrenada. Y después otra. Y otra, y otra, y otra... y otra, y así durante 8 horas seguidas y sin parar. Ni a descansar, ni a hacer pis, ni a fumarse un cigarrillo. Sólo correr, limpiar, agacharse, estirarse, llevar y traer. 

Pero esto no es lo peor de este trabajo. No. Todavía hay algo peor. Si.

Estas MUJERES, ganan entre 600 y 800€ al mes. Si, no me falta ningún número por ningún lado. Ese insulto de sueldo tienen estas trabajadoras a las que nadie ve y todo el mundo exige.


¿Qué es lo primero que hacemos cuando entramos en la habitación de un hotel? ¿Qué es lo primero que decimos de un hotel cuando nos preguntan qué tal? ¿Qué es lo que te puede arruinar la estancia hasta el punto de que te vayas?
La piscina puede ser más grande o menos. La comida mejor o peor. El precio más o menos asequible. Las vistas, bah, en vacaciones no vas a estar metido en la habitación.
Pero eso sí. La limpieza tiene que ser EXQUISITA, IMPOLUTA. Ya sea en una pensión de mala muerte o en un Resort de 5 estrellas superior plus.
Tiene que estar LIMPIO. Eso lo primero y más importante de todo. 
¿Sí o no?


Pues si esas mujeres supieran el poder que tienen en sus manos, se acababa la explotación a la que están sometidas. Del tirón.
Hay que ver, ¿eh? 
Son las que, sin saberlo, hacen que su cadena hotelera se haga billonaria, o se hunda en la miseria.

En cuanto se pusieran en huelga todas, TO-DAS, en 5 horas tenían doblado el sueldo, un día de descanso y vacaciones pagadas. Los controladores aéreos lo consiguen, y ya ganan más que el presidente del gobierno. 

Nadie, ni empresarios, ni presidentes, podrían trabajar, dar trabajo, pagar impuestos ni ganar dinero si sus empresas u oficinas estuviesen comidas de mierda, sucias, o malolientes. 


Las limpiadoras, ya sean de hotel, de hospital, o de lo que sea, tienen en sus manos que empresas e instituciones les concedan lo que pidan. Aunque sólo sea, un sueldo digno.

Chicas, dejad ya de callar y trabajar. No sois esclavas. Hacéis un trabajo imprescindible para el buen funcionamiento del mundo. Hacéos valer, queréos, cuidáos.


Nosotros prometemos ser menos guarros, dejar las habitaciones lo más ordenadas posible, y no pensar que no trabajáis bien si nos encontramos un pelo en la ducha o un calcetín debajo de la cama.

Y GRACIAS por vuestro trabajo.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post arriba a la derecha ;) ---->

sábado, 7 de octubre de 2017

Raro...

Por cierto, estamos a 7 de OCTUBRE. 
Ya están poniendo las luces de Navidad en el Nevada. Y a 36 grados. A 80 días. Dos meses y medio antes.


Algo raro está pasando en el planeta, y no es que Cataluña se va a ver desmantelada en 2 días por el puto capricho de un ignorante, no.
Algo está pasando. Y yo no veo el telediario.
O sea, que si lo viera o viese, no tendría ninguna duda de que este es el fin. No la tengo ya, sin necesidad de saber el 100% de las barbaridades que pasan en el mundo cada día.

¿Os habéis dado cuenta de que los melocotones ya vienen negros de fábrica? Directos a la basura, con su precioso aspecto, su bandeja de porexpán y el film protector transparente de arriba. Ea, has pagado casi 4€ (700 pts), por tirar a la basura 4 melocotones podridos y un montón de plásticos. De esos que van al mar, no se cómo, porque nosotros ponemos los plásticos en un contenedor especial de reciclaje, del que se supone que los sacan y los llevan al lugar adecuado para su transformación en una bolsa nueva o parte de una prótesis de cadera. 


De las de plástico, las que ponen ahora porque no hay dinero para algo de más calidad. Porque desde el 2010-11 cuando nos dijeron que estábamos en crisis, así, de repente, en todas las televisiones mundiales, diarios planetarios, y cadenas de radio interestelares, nos dicen una y mil veces al día que estamos en crisis, que no hay dinero. Y la gente pierde su trabajo, porque las empresas cierran, los inversores se van, la gente no gasta por miedo a quedarse sin trabajo. Y entramos en bucle.

Todos empezamos a representar el papel de que estamos en crisis, de que "La cosa está muy mal " (frase más repetida por el ser humano en la historia de la humanidad), de que vienen tiempos difíciles... y lo hacemos divinamente. Todos nos lo creemos. Lo que nos dicen todos los días machacantemente, nos lo acabamos creyendo.

Y entonces, el universo entra en crisis. Todo es gris oscuro. Hay miedo en el aire. La gente deja de ir a los bares, a los hoteles, a los restaurantes. Las calles se quedan vacías porque no tenemos ni para gasolina, que el gobierno olvidó que la tenía que rebajar porque la gente no tenía dinero, porque no tenía trabajo.

Qué malos años pasamos todos. Qué miedo se respiraba por todos lados. El Lidl y el Día eran supermercados a los que sólo iban inmigrantes y gente pobre. A nadie medianamente normal, se le ocurría ir a ninguno de esos sitios, no fueran a ser vistos por algún pobre. O lo que es peor, por alguien rico! Comprando en el mismo sitio que los inmigrantes. Qué horror.
Y todos sabéis que digo la verdad.

Pues de repente, empezamos a ir todos, en masa a esos supermercados. Antes era raro ver a dos señoras pijas de esas que huelen a cremas caras, en el Lidl, en el Día, o en ALDI. Si te las encontrabas allí, rápidamente te decían: "Yo nunca vengo aquí, pero a mi hijo le gustan estos yogures que son alemanes buenísimos, pero los cojo y me voy, aquí es todo muy malo".


Hay que joderse. Esas cajas de 24 yogures de Mora con mango que todos comprábamos cuando nos pusieron el Lidl. Yogures y chocolates, sólo para eso íbamos antes de la crisis. Después ya se ven señoras de estas llenando carros, y cogiendo 3 tarros de crema facial "cien", de esa que cuesta 3€ y la OCU ha dicho que es tan buena como la de 70€.
Ah, ahora si. Si lo dice la OCU, es porque es verdad. Y la crema se agota en una hora en todo el país.
Hay que joderse.

Pues esos sitios, pasaron de ser sitos semi curres llenos de gente pobre, a ser espacios gastronómicos mejor instalados que el rincón Gourmet de El Corte Inglés del barrio de Salamanca de Madrid.

La crisis no ha sido mala para todos. A algunos les ha hecho ricos. Y a otros MUY ricos. Y a los de siempre, mucho más pobres.

Ahora parece que ya no hay crisis, aunque mucha gente siga con la cantinela de que "La cosa está muy mal". Claro, tantos años repitiéndola, ahora no es fácil quitarse el soniquete.

Yo lo veo todo lleno. Las calles, las tiendas, los bares, los restaurantes, las playas. Cochazos por todos lados, carros hasta arriba en los supermercados. Las tiendas de ropa a rebosar de ropa y de gente.

Pero la gente sigue quejándose. Hay que quejarse claro. De todo.



Por cierto, estamos a 7 de Octubre, a 36 grados, y también están poniendo las luces de Navidad en el Corte Inglés.
Lo de los turrones en Mercadona es cuestión ya de horas.

Y en el puente de la semana que viene no va a llover. Y la gente tan contenta de que no llueva.


Qué raro es todo.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post arriba a la derecha ;) ---->

martes, 26 de septiembre de 2017

Gente

Qué dificultad. Qué reto. Qué sinsentido. La gente.
Las maneras de pensar de la gente. La forma de ver las cosas de la gente.


Hay personas que se mueren sin haber abierto su mente ni lo más mínimo. "Yo pienso así, y esa es la verdad absoluta". Y todo el que no piense como yo, está equivocado y es un ignorante.

No, perdona. No. Eso no es así.

Cada uno nace en un sitio, tiene unas posibilidades, unas expectativas, una suerte, una capacidad, unas inquietudes.

Cada uno, piensa según lo que ha visto, vivido sufrido y disfrutado en la vida.
Somos un cúmulo de aprendizajes y experiencias.

Un señor que empezó a trabajar con 13 años, que acabó emigrando a Alemania para trabajar de albañil, que no ha teñido vida ni ha disfrutado de ella, y a sus 70 años ha vuelto a su pueblo, sin casi fuerzas ya para vivir, no puede pensar igual que un niño de familia bien, que con 5 años viajó a Nueva York con sus padres, con 16 años fue mandado a estudiar a Irlanda, que con 18 ya tenía el coche de moda, con 22 ya vestía de Armani para ir en su Masseratti al bufete donde trabajaba, y pasaba medio año recorriendo el mundo en clase Business.

Imposible que piensen igual. Ni que entiendan las cosas de la misma forma, ni siquiera parecida. IMPOSIBLE. Y entre uno y otro, hay todo un abanico de posibilidades.


Milagrosamente, la civilización ha conseguido llegar a vivir 2.017 años sin sacarse los ojos o inmolarse masivamente. Si, hay cosillas por ahí todos los días. Pero son los menos. Tal y como están las cabezas, podríamos decir que es un milagro que estemos vivos. Por Dios y por los Santos. Qué cabezas tenemos.

Unos disfrutan con la naturaleza, otros con el deporte, otros con las drogas, otros con los libros, unos en los centros comerciales y otros solos en casa, otros con la familia, unos trabajando y otros sin trabajar, unos haciendo fotos y otros viendo la tele, unos con amigos, y otros con desconocidos. Unos con el sexo, y otros casándose con Dios.

Unos le temen a la muerte y otros a vivir. Unos le temen al dolor y otros al amor. Unos le temen a no tener y otros a dejar de tenerlo. Unos obligan, otros son libres. Unos están buscando, otros deseando perderse.

A unos les gusta lo que a otros no. Unos ganan lo que otros ni imaginan. Unos lloran, mienten o fingen mientras otros ríen por cualquier tontería.

Unos hacen cola para ver un partido de fútbol, otros una procesión. Unos se manifiestan por la paz, y otros provocando guerra. Unos se juntan para un concierto y otros para oír misa.


Somos muy diferentes. Totalmente distintos. Nada que ver.
Seguimos vivos porque existe el respeto. Poco, y cada día menos hay, pero el respeto es lo único que nos separa del caos total.

Gente que no nos gusta, vecinos que nos molestan, jefes que nos humillan, amigos que nos traicionan. Gente envidiosa, gente oscura, gente mala e interesada. Gente que odia y gente que no perdona.
Si no existiese el respeto, por pequeño que sea, estaríamos todos muertos. Ya nos hubiésemos matado unos a otros hace muchísimos siglos.

Lo políticamente correcto, es sonreír a todo el mundo, por ganas que tengas de verlos colgados del cuello. Eso es lo "normal", lo que todo el mundo hace. Hay que ocultar lo que piensas de los demás, porque no se puede ser sincero. Eso queda feo.


Luego estamos los locos. Si. Los locos tenemos permiso para decir lo que pensamos, porque como estamos locos, la gente nos mira raro y ya está. Los locos hacemos cosas de locos, a saber: Los locos no sonreímos a todo el mundo, noooo. Los locos sonreímos a quien nos gusta o nos simpatiza. Pero dejamos de hablarle o miramos con asco a los que nos traicionan o intentan humillarnos. Estamos locos.

Los locos no le tememos a decir las cosas como las pensamos. Es más, nos da subidón. Eso de decirle a un gilipollas: "Eres un gilipollas", es lo más satisfactorio que puede experimentar el ser humano. Lo mismo que decirle "Vete a la miiiierda" a alguien a quien quiere mandar a ese famoso y concurrido lugar, y se terminó el problema. Pero oye, tampoco vamos por ahí mandando a la mierda a cualquiera, tenemos muucha paciencia, hasta que se nos acaba... Más que los que se suponen que no están locos. Porque nosotros, tenemos respeto a los pobres gilipollas.

Te pasas tú 6 meses deseando mandar a la mierda a ese nuevo compañero de trabajo, al que hubieras preferido no conocer, y un día le llevas la contraria, y te manda a la mierda él a ti. Toma ya. Eso te pasa por respetarle y no haberlo mandado a la mierda tú antes.


El mundo está loco, porque la gente está loca. Pero loca mala. Llevan tanto tiempo reprimidos, aguantado lo que no les gusta o no entienden, que están empezando a explotar poco a poco, por distintos puntos del planeta, sin pensar en si es la manera adecuada o la equivocada.

Los islamistas que quieren ser los dueños del mundo y ponen bombas para conseguirlo. Los catalanes que quieren ser autosuficientes y escupen a los policías. Las niñas quieren ser mujeres con 12 años y van con el culo fuera. Los niños sólo quieren jugar a la Play y al fútbol. El Koreano poniendo el dedo en el botón rojo cada día, el americano también, a ver quién le da antes. La clase política española quiere seguir engañándonos 40 años más y nosotros lo estamos permitiendo. Pero protestar, poco. Tragamos carros y carretas, pero calladitos. No vaya a ser que si hablamos, cambien las cosas a mejor, nooooo... Nos pueden acusar de ser de Podemos si protestamos, y eso nunca!

Somos tantos, tan diferentes, y tan complicados, que la humanidad ya no está condenada a entenderse, sino a extinguirse, más pronto que tarde.
Porque eso de conversar, como que no se lo plantea uno...
¿De verdad es tan difícil que cada uno viva su vida sin joder al prójimo?

Y mientras, Belén Esteban analiza Gran Hermano en la tertulia de los domingos, se llevan los vaqueros con más agujeros que tela, y Rajoy va a ser el primer presidente extranjero que duerma en la Casa Blanca.
Esto no tiene arreglo, lo cojas por donde lo cojas.

En fin... 


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post arriba a la derecha ;) ---->

viernes, 18 de agosto de 2017

Terrorismo


Mi hijo tiene 13 años. Está creciendo viendo muertos en la tele. Desde que tiene uso de razón para saber cómo funciona el mando. Es un niño sensible, pero para él, ya es igual de desagradable y triste que Messi falle. O que quiten "Aquí no hay quien viva".
Es lo que tiene acostumbrarse a algo.
Qué pena. 

Nuestra niñez, estaba rodeada de pelotas, días de campo con la familia, playa con nevera, cine de vez en cuando, paseos en bici y bocadillos de nocilla para merendar. No vimos un muerto en la tele hasta que murió Chanquete. O antes fué Franco?...

Mi hijo veía dibujos animados en bucle, y de ahí pasó a ver gente muerta, sangrando y desmembrada, también en bucle. Basta con cambiar de Disney Channel a cualquier otro canal. En cuanto un niño deja de ver los dibujos, ya empieza a ver muertos. Una vital frontera entre la infancia y la cruel consciencia.


Está tu hijo viendo un partido de baloncesto, y de repente se interrumpe para dar una última hora. Un atentado en cualquier ciudad del mundo, ha acabado con la vida de 287 personas y ha herido a casi 200. Y empiezan a emitir imágenes malas y cortas hechas con móviles, en las que puedes ver una pierna sin dueño, sangre y muerte por todos lados. Y ahí que se las ha tragado todas tu hijo. Todas. Sin darse ni cuenta.

Y bueno, no hace falta que sea tan grande la cosa. Que si un padre ha matado a la madre delante de sus hijos, también se lo ponen. El caso es que veamos gente muerta como sea. Así son los Medios de Comunicación de este país. Y no se cortan en cortar lo que sea para emitir lo que sea que tenga muertos explícitos.
Prioridad máxima.  España se para.
A la media hora, todo el mundo sigue con su vida y se olvida.
Así crecen nuestros hijos. Viendo muerte y violencia como algo natural. Viendo en directo cómo le pegan un tiro al que ha matado a 14 personas. Sensaciones encontradas...

Nos da más reparo a nosotros ver una imagen con muertos (teniendo 50 años), que a nuestros hijos de entre 5 y 25 años. Ellos ni se inmutan. Claro, tienen 25 años y llevan desde los 5 (que dejaron de ver los dibujos animados) viendo muertos en la tele.

Qué pena.

Cuando nuestros terroristas nacionales mataban a una persona (sin redes sociales ni gaitas), España entera se paraba, pero de verdad. Hasta las tiendas cerraban. Y no había colegio ese día. Era horroroso. Y llovía. Eran pocos, y con ellos se casi podía negociar. Mataban para reclamar sus derechos. Vaya tela.
Pero esa era época de comprar en el colmado de abajo. 

Ahora es época de mastodónticos centros comerciales. Los muertos también son King Size. A lo bestia. 
Cuando hay un atentado, ya no muere uno. No. Mueren de 30 parriba.  Si no, no se considera nada importante. Y estos matan por matar, con ellos no se puede negociar, y lo que reclaman no es posible.
Y no llueve nunca.

Hay un ranking internacional de países con sus números de muertos por terrorismo. Y lo analizan detenidamente en cientos de debates radiotelevisivos. Todo el tiempo. Con todo lujo de detalles, que puedes visualizar a la perfección la escena dantesca sin verla, y ya no se te borra de la mente hasta que haya otro atentado.
Y claro, te dura poco, porque antes de olvidar uno, ya hay otro. Una locura.


Curiosamente los que más muertos tienen, no son los que salen en los telediarios todos los días. Parece que duele más un muerto europeo que 200 de Afganistán... Qué asco. Hasta para morirse hay clases.

Y los niños, crecen viendo carreras de muertos, igual que las puntuaciones de Eurovisión.  Por eso, ya ni se inmutan.
Ya se reconocen los atentados por su propio nombre: 11-S,  11-M, 19-J, 9-A, 3-J, 7-A, 22-M, ...
Hay que ponerle nombre porque son tantos, que si no, no hay manera.

La vida ya no vale nada. La vida no es nuestra, y cuando menos te lo esperas, mueres. Sin más. Y ya está. Porque a cualquier descerebrado le ha dado por ahí. Y te deja sin tu hijo de 3 años, o sin tu padre de 60, o te deja a ti sin vida. Porque Alá se lo ha ordenado, dice...

Hay personas que se dedican a ir por cualquier sitio lleno de gente, y lo mismo ponen una bomba, que se lían a tiros, que atropellan a 300 con un camión alquilado o robado matando al dueño.
Sabemos todos de qué va el cuento. Ya son demasiadas veces.
Y se van sumando fechas con nombre de juego de los barquitos.
17-A. Tocado y hundido. 


Incluso, los atentados ya son múltiples. Hace 30 años eran de uno en uno y pequeños. Los terroristas estaban organizados en bandas y la policía los podía tener medio fichados. Ahora explotan 3 bombas o hay atropellos a la vez en diferentes sitios de una misma ciudad o provincias cercanas. Y lo hacen niños de 17 años sin antecedentes.
Es lo que tiene estar en la era de la tecnología. Los locos pueden sincronizarse.
Los daños colaterales, son que cualquier chori ajeno a los terroristas que no sepa lo que está pasando, y se salte un control por llevar 3 porrillos, es abatido a tiros. 
Es lo que tiene el terrorismo. Que ya no te puedes fiar de nadie.

Papelón el de los periodistas, que llevan desde las 5 de la tarde repitiendo las dos mismas frases porque es imposible que haya novedades con el caos. El que más horas aguante, se consagra y tiene trabajo toda su vida.

Pero si son niños!!! Por dios!!! No han tenido tiempo de envenenarse, de llenarse de ira, ni siquiera de saber por qué hacen lo que hacen!!


Como también son niños algunas de las víctimas. Ellos tampoco han tenido tiempo de crecer, ni de siquiera empezar a vivir. No se lo han permitido otros niños. Y esas madres, destrozadas por haber perdido a sus hijos, sin sentido y habiéndose podido evitar... Jamás podrán superarlo, jamás. Si hubiesen parado a comprarle un helado, o si hubieran ido a la playa en vez de a pasear... O si el ayuntamiento no hubiera retirado los macetones...
Ahora se afanan en llenarlo todo de bloques de hormigón, en todas las grandes ciudades, ahora... Se están riendo de nosotros, y la solución más inteligente es poner bolardos...


Los controles de seguridad de los aeropuertos nos ponen casi en bolas, buscando explosivos o armas, mientras ya sólo es necesario estar en el centro de una ciudad con un cuchillo o una furgoneta para ser terrorista. 

Ya no son los muertos, no. Ya es la cantidad de familias enteras destrozadas por haber perdido a alguien a quien querían de una forma tan absurda. Es muy doloroso hasta para los que estamos lejos...

Como a estos putos locos les de por hacer una de sus gracias cada día, entraremos en guerra, y de aquí no se escapa ni Dios.
El planeta entero vive acojonado por cuatro locos.

Y mientras, los políticos afligidos condenan el atentado vía Twitter. No señores no, HAGAN ALGO YA! ENDUREZCAN LAS PENAS!! DEN AUTORIDAD A LAS FUERZAS DEL ESTADO!!! Que son los valientes que se juegan la vida por un sueldo vergonzoso, mientras ustedes los cobran millonarios por no saber proteger a su país y acudir enchaquetados al minuto de silencio. VERGÜENZA.


Y el resto de munsulmanes, ajenos a lo que los locos nacidos donde ellos maquinan, se avergüenzan de su especie y asumen ser escupidos por las miradas de todo el que se cruzan. Injusto. Ni todos los munsulmanes son terroristas, ni todos los cristianos almas cándidas. Estamos rodeados de locos. Si todos los que vieran comportamientos extraños en los vecinos lo dijeran, quizá evitarían muchas muertes.

Ya lo dijo Nostradamus (1.503-1.566. Si, siglo XVI):
"Una invasión en Europa por parte de Marruecos. Quizás es una de las más temidas por los acontecimientos relacionados en los últimos tiempos con el terrorismo islamista". Esto lo dijo hace 500 años.

Y eso sin contar al rubio de bote americano ni al enano koreano...

Comemos pollo inyectado con mierda, frutas y verduras regadas con mierda, respiramos mierda... ¿Y todavía tienen dudas?
A nosotros ya nos queda poco en el convento, pero nuestros hijos...
Les dejamos un planeta sucio, con los recursos agotados, inseguro y sin futuro.
Qué pena.

Decimos que no tenemos miedo, pero lo tenemos, y mucho.
Seguiremos saliendo y viajando, pero siempre pensando que puede que no volvamos a casa. Es todo tan injusto... Es todo tan obsceno...
Y gracias a la Policía, demasiado poco pasa... Olé por los valientes y olé por la perfecta coordinación.

Señores, señoras. Coman, beban, disfruten, vivan como quieran y déjense de pamplinas. Esto ya, no tiene arreglo.
Entramos en tiempo de descuento...



Y pasado mañana, se nos habrá olvidado todo...


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post arriba a la derecha ;) ---->

jueves, 17 de agosto de 2017

¡Hijosdeputa!

No veo el telediario, jamás, porque me llena la cabeza de mierda que no necesito para vivir.
No me entero del 98% de lo que pasa, pero siempre hay cosas de las que te enteras quieras o no.
Me da MUCHO ASCO que haya gente tan sumamente ENFERMA como para atropellar a los viandantes en plan videojuego. Sin más.


No puedo verlo, me harto de llorar, porque el mundo está a punto de explotar. Contra los enfermos mentales no podemos, tienen ganada la batalla. Sean de donde sean.
Ha llegado un momento, en el que estar vivo o muerto es cuestión de suerte, y de no estar en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Esta gentuza está descontrolada, y no le temen a nada. Los demás, como única opción para salvar su vida, obedeciendo como borregos las órdenes de un cuerpo de policía con armas pero desarmado y asustado, sin saber muy bien qué hacer ante el desconcierto provocado por un puto loco.
UN PUTO LOCO!!! UN ENFERMO MENTAL!!!
Igual de enfermo mental que quien se queda en la zona a grabar con el móvil... ¿¿SOIS GILIPOLLAS?? ¿DE VERDAD ESTÁS A 20 METROS DE DONDE HAN SIDO ATROPELLADAS MUCHAS PERSONAS Y EL TERRORISTA ESTÁ ATRINCHERADO, Y TE QUEDAS A GRABARLO??? ¿Qué clase de cerebros tenemos en este planeta? ¿Hemos cambiado las neuronas por los piercings y los tattoos?
Me inunda la ira, me invade la intolerancia, lo siento pero NO ENTIENDO que haya gente capaz de acabar con vidas humanas, destrozar familias, y sembrar la muerte por el simple hecho de pensar diferente y salir en la tele.
Prensa y televisiones se afanan por mostrar fotos con cuerpos desmembrados, para tener más ventas o audiencia. Otros putos locos.
Esas imágenes se nos quedan grabadas a fuego, sin que sirva de absolutamente nada. Bueno si, para que aumenten las ventas de ansiolíticos.
Hay gente encerrada y aterrorizada en los bares y comercios de la zona con ataques de ansiedad que posiblemente marcarán sus vidas para siempre, policías mirando hacia todos lados, que no saben si volverán vivos a casa...
NO HAY DERECHO!
El mundo está enfermo, ya no podemos estar seguros en ningún lado, y eso es lo que quieren esos locos, que vivamos con miedo.
No tenemos nada que perder, porque ya hemos perdido lo único importante para el ser humano.
Hemos perdido LA LIBERTAD.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post arriba a la derecha ;) ---->