sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz...

Con todos mis respetos… ¿De verdad creéis que porque acabe un año y empiece otro, van a cambiar en algo las cosas? ¿O se van a cumplir vuestros deseos? ¿Que mañana día 1 va a ser todo distinto?
Tremenda gilipollez... Quien tiene que hacer por cambiar lo que no te gusta, ¡eres tú!, no le dejes esa responsabilidad a un día del calendario... Porque seguirás igual o peor, al sentir frustración porque todo siga igual. Ni tu pareja, ni tus hijos, ni tus amigos, ni tu jefe.
Ese trabajo lo tienes que hacer TÚ.
Para mi el 2016, en contra de lo que leo por ahí a todo el mundo, ha sido estupendo, revelador. Que sí, que se han muerto muchos famosos, y más que se van a morir en 2017, porque es ley de vida y lo raro sería que vivieran eternamente. Para mi, el que se muera David Bowie es una puñeta y una pena, pero vamos, no afecta a mi vida como tal.

Detesto tener el móvil lleno de fotos y vídeos navideños, de esos que rulan y se reenvían, sólo porque es Navidad, y hay que desearle felicidades a to dios, incluso a gente que los recibe y no tiene tu número guardado, quizá porque hace siglos que no tenéis relación. Es absurdo. Si tú sabes que te quiero, eso lleva implícito el que te deseo suerte siempre, no sólo en nochevieja. En fin, será que me falta un cromosoma o algo para entender esta costumbre humana... O quizá está dentro de la malafollá que gasto. No sé.

Perdonadme si no os felicito o si os contesto con un simple "igualmente". No veo el motivo de querer hoy que seas feliz, y mañana no acordarme de que existes. A quien quiero se lo hago saber siempre, y no precisamente tiene que ser hoy, cuando el planeta entero se manda mensajes de amor y paz. Pero en fin, supongo que es parte del teatro.

Pero por favor, creéis que esto es necesario? de verdad???

No hay una sola felicitación, gif o video de Navidad que no atente a un mínimo gusto estético. Igual que pasa con las de San Valentín...
Por dios y por la virgen...

Sigo.
Se han puesto ¡POR FIN! muchas cosas y personas en su sitio, y es muy satisfactorio ver como al final, cada uno tiene lo que merece y se ha labrado en su camino, tanto para bien como para mal. Nada de lo que haces en tu vida cae en saco roto. N-A-D-A.

Encantada con mis arrugas, mis kilos, mi vida, la gente que me quiere de verdad y me lo demuestra, mi mala follá y mi lucidez mental. Todo eso no tiene precio. Por fin me he encontrado, y ha valido la pena el tiempo que he esperado. Eso de lo que siempre hablan las páginas místicas, resulta que es verdad. Lo que pasa es que no lo saben expresar adecuadamente para que nos llegue el mensaje.

Nadie te va a hacer feliz excepto tú mismo. Y cuanto antes te des cuenta, antes lo entenderás. Y no hace falta raparse la cabeza ni meterse en una secta. Ni mucho menos estar al lado de alguien de por vida. Eso más que llevarte a la felicidad, te aleja irremediablemente de ella. Lo puedes conseguir tú solito, sin ayuda de nadie. Lo malo es que no nos han enseñado a ello.
Verdad es que los desengaños que te da la vida, te ayudan a llegar antes al punto de lucidez mental. Son como puntos. A más palos recibidos, más puntos para llegar a la meta. Por eso la gente que ha tenido una vida normalita, tranquila y dentro de lo previsto, tiene muy pocos puntos, porque pelearse con la cuñá o discutir con el marido de vez en cuando, no cuenta como "palo", y al final, esta gente aparentemente feliz, se da cuenta de que no lo es, simplemente porque han vivido pocas cosas, y echan de menos haber vivido más. Ea, es lo que tiene la estabilidad...

Los que hemos sufrido traiciones, engaños, ruinas, cuernos, enfermedades, divorcios, apuñalamientos por la espalda y por el frente, males de ojo y toda clase de vaivenes, hemos conseguido ya todos los puntos necesarios para ver la luz y empezar a vivir nuestra propia vida, lejos de lo que esperan los demás. Sólo espero que no sea un espejismo y me veáis pasado mañana llorando por las esquinas, porque eso significaría que aún me quedan palos por recibir, y en el saco ya no me queda sitio pa ni uno más. Ni uno.

Y el que se empeñe en lo mal que está y la mala suerte que tiene, allá él. Cada uno es libre de vivir como quiera, pero está perdiendo un tiempo precioso. Quejarse sólo sirve para creerse uno mismo que está así de mal y provocar pena, y que los demás se compadezcan. Para nada más. Bueno sí, y para amargarle la vida a los que le rodean, con lo que así, ni eres feliz tú ni los que se supone que te quieren. Egoísmo máximo.
No esperes que los demás te hagan feliz, porque cada uno está buscando su propia felicidad, no la tuya. El secreto está en tí mismo y en lo honesto que seas con lo que de verdad quieres o no. Deja de actuar como los demás esperan, y empieza a pensar en tí. Deja de hacer teatro, de cumplir con tradiciones, de seguir normas sociales. Verás como entonces, sí que todo empieza a cambiar… De pronto, te verás a ti mismo ahí enfrente!! Por fin!! Y es alucinante.

¡Feliz vida!, porque lo de felicitar un año detrás de otro, me parece cuanto menos que desear la felicidad a plazos, y siempre en el mismo día del año, cuando parece que no habrá un mañana, y que nos levantaremos el día 1 de Enero del siguiente año siendo distintos. Pero no, la casa sigue igual de desordenada, las cosas exactamente igual que estaban, tu cuñao sigue vivo y tus problemas donde los dejaste al acostarte, y eres tú el que puede cambiar, pero para eso, hay que proponérselo y trabajárselo. No basta con quedarse esperando a que los demás te solucionen la papeleta.

En definitiva. La vida es teatro, un puro y puto teatro, y tú eres uno de los actores. El día que decides salirte de la obra y del guión y ser tú mismo, ese es el día en el que empiezas a vivir de verdad tu propia vida. Y los demás, que sigan haciendo lo que hacen los demás, cansinamente, año tras año. 
En fin, que me encanta eso de "Que tengas una buena entrada de año". El resto del año te pueden dar por culo. Fiel reflejo de la realidad...

Venga, que hoy toca tirar cohetes desde las 5 de la tarde sin parar y joder a los pobres perros, irse a una fiesta a pasárselo "de puta madre", beber hasta perder los papeles, comer sin ganas y pasar más frío del que puedes aguantar.

Con lo bien que está uno consigo mismo oye...
Tengo lo que necesito. No me falta nada, y lo que me sobra, me lo quito cuando quiera, o lo mismo no me merece la pena el esfuerzo.
Hay un proverbio chino que me encanta que dice:
Si, soy FELIZ. Y os deseo a todos que lo seáis, pero no sólo en el 2017, 18 o 19...
Porque viendo feliz a quien quiero, me siento feliz yo también. 
Así de simple.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si os ha gustado, compartid! Y si no, pues no ;)
Sígueme en FaceBook:
https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más cosas arriba a la derecha ;) ---->

1 comentario: